12 CUOTAS SIN INTERÉS

 

Lavar las prendas de lana a mano es muy simple y rápido, recordar que si los productos de lana sufren cambios de temperatura en el agua pueden encogerse, por lo que se debe procurar realizar el lavado con el agua a temperatura ambiente. No es recomendable la utilización de lavarropas, ya que este agrede las fibras naturales

LAVADO

  1. Llenar un recipiente con agua limpia y tibia. (Temperatura ambiente).

  2. Agregar un detergente para lana, o utilizar jabón neutro

  3. Remojar la prenda de lana durante 10 minutos.

  4. Enjuagar bien con agua tibia.

  5. Enjuagar nuevamente con agua fría.

 

SECADO

  1. Secar en plano. (No utilizar secarropas ni colgar)

  2. Estirar la prenda a mano para que no queden arrugas.

  3. Procurar dejar la prenda en un lugar a la sombra y aireado.

  4. Secar fuera de la luz solar directa.

 

GUARDADO

  1. Garantizar el completo secado de la prenda.

  2. Si el guardado será por un tiempo prolongado, introducir la prenda dentro de una bolsa de tela de algodón u otra fibra natural.

  3. Proteger la prenda de polillas introduciendo en la bolsa lavanda seca. (no utilizar naftalina)